sábado, 6 de febrero de 2010

¿El color magenta no existe?

Magenta
El mundo que nos rodea entra por nuestros ojos, y aceptamos que lo que vemos es lo que hay. ¿Pero que pasa si lo que entra "realmente no existe"?.


Los colores tienen su representación física o su descripción con la longitud de onda de la luz. Todos los colores están en su sitio:


Espectro de luz
Pero que pasa si vemos un color que no tiene representación de longitud de onda. En otras palabras, en el espectro visible por el hombre ¿donde está el magenta? "No existe", pero ¡lo vemos! ¿que pasa?

Pues lo que pasa, es que el cerebro funciona de la siguiente forma. Cuando la luz llega a la retina esta distingue la longitud de onda que compone esa luz y el cerebro interpreta esa longitud de onda como un color. Por lo que para empezar los colores solo están en el cerebro.

Tenemos que tener en cuenta que todo color tiene su complementario, es decir su color opuesto, bueno, todos menos el verde. Estamos hablando del opuesto para nuestro ojos, de forma que si hacemos un circulo con los colores mostrados en el gráfico de arriba, el opuesto es el que queda enfrente a cada color tal como lo distingue el ojo.


Cuando llega más de una longitud de onda, el cerebro suma las longitudes de ondas. Así, si recibimos luz roja y luz verde al mismo tiempo, al sumarlas el cerebro nos da el amarillo, que es justamente el color que está en el centro de ambos (gráfico más arriba) y tiene su propia longitud de onda.

Pero cuando llevamos más allá el experimento y recibimos la longitud de onda del violeta y del rojo a la vez, los cuales están en los límites de la luz visible, el cerebro al sumarlas puede hacer dos cosas, u obtiene el verde que es el que está a mitad de camino por un lado del anillo de colores mostrado arriba, lo cual no tiene mucho sentido, o se inventa un color para rellenar el hueco que queda. Y esto último es lo que que hace el cerebro, inventarse el magenta.

El color solo depende del cerebro, es solo una experiencia de la mente.

Fuente: http://www.biotele.com/magenta.html

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo realmente importante de este color es que tu me permites verlo día a día cuando estoy junto a ti.

Anónimo dijo...

Me encanta este blog, y nunca he leido mejor explicacion sobre el color magenta. Hace anos oi a alguien decir algo similar sobre otro color creado por la industria de la moda pero no lo entendi en ese momento. Gracias. Cynthia Madriz

Inquisidor dijo...

Gracias Cynthia.

Anónimo dijo...

¿Como se puede discutir una realidad en base a una representación de dicha realidad? Es como decir que La Gioconda no tenía piernas porque no aparecen en el cuadro.

Zero dijo...

¿Y la luz blanca-trasparente existe?, ¿o es nuestro cerebro interpretando como una unicidad todo el espectro que podemos ver del campo electromagnético? ¿Y si fueramos insectos que pueden ver parte de la porción UV? ¿Para ellos la luz blanca es diferente?
¿El marrón reflejado por un objeto existe? ¿El gris? ¿Existen los colores secundarios reflejados como longitudes de onda que no están en el arcoiris?

A mi me parece que el magenta es un rojo azulado, y es muy congruente entonces el cerebro con la mezcla de colores que se da en la realidad.

Así como los elementos primarios se combinan para formar nuevas estructuras diferentes, oxigeno mas 2H es agua, etc...las longitudes de onda entrelazadas crean ondas con diferentes características que las ondas primarias que las forman...el amarillo lo podemos conseguir mezclando rojo y verde por ejemplo y esta en los colores primarios.

De invención nada, está ahí y es un color fruto de la interacción de diferentes longitudes de onda como cualquier otro y me parece que la interpretación del cerebro de ese color es muy acertada si tenemos en cuenta la base de la percepción de los demás colores.

Publicar un comentario